Home / Transporte y Actualidad / Transporte / 5 tendencias futuras del transporte

5 tendencias futuras del transporte

Hasta la fecha, en 2022 hemos observado que el sector del transporte por carretera ha sufrido algunos cambios que se han ido incubando y que ahora se han convertido en una realidad. Una serie de tendencias, que ya anunciamos en nuestra macroencuesta realizada a más de 1.000 transportistas europeos en 2021, siguen vigentes este año.

Los efectos de la crisis del coronavirus, el “Brexit”, la digitalización o, más recientemente, el conflicto en Ucrania, que elevó los precios del gas hasta un máximo histórico, están dibujando un nuevo paradigma que se proyecta al futuro y nos deja algunas líneas claras que seguir. Estas son, en términos generales, las tendencias del transporte que debemos tener en cuenta en los próximos meses.

Tendencia 1: una cadena de suministro más eficiente

Como hemos mencionado anteriormente, las consecuencias de la pandemia del coronavirus (en China, uno de los principales “motores” logísticos del mundo, los cierres parciales e incluso totales siguen produciéndose) y el conflicto en Ucrania, entre otros factores, han llevado a que la actual cadena de suministro deba hacer frente a una demanda de bienes sin precedentes, en una realidad con rutas menos accesibles, falta de mano de obra y una capacidad de transporte más limitada.

Por eso, los profesionales de la logística buscan soluciones que involucren a todos los puntos de la cadena para hacerla más eficiente. Aspectos que van desde la producción hasta las ventas, incluido obviamente el transporte. Un buen ejemplo es Smartchain, un proyecto financiado por la UE y en el que participan un total de 43 instituciones de once países europeos, destinado a mejorar la cadena de suministro de frutas y hortalizas en el continente. 

Su objetivo es desarrollar sistemas innovadores en términos de producción, procesos, desarrollo, acceso al mercado, logística, almacenamiento y distribución en el sector de la producción de frutas y hortalizas con nueve comunidades que trabajan en Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Italia, Países Bajos, Serbia, Suiza y España. El proyecto acorta las cadenas de suministro de productos perecederos y, por lo tanto, promueve el consumo de productos locales.

Tendencia 2: aliviar la escasez de conductores de camiones

Otra cuestión importante que debe abordar inmediatamente el sector del transporte por carretera es la grave escasez de mano de obra. Como hemos visto recientemente en este blog , la situación es cada vez más preocupante.

De hecho, la Organización Internacional para el Transporte por Carretera (IRU), por sus siglas en inglés) ha revelado en un reciente informe que solo en 2020, la oferta de conductores de camiones disminuyó en tres cuartas partes en Europa, del 24 al 7 %. Estas cifras se dan en un momento crítico en el que la demanda ha aumentado bruscamente. 

Se estima que la escasez de conductores en Europa es superior a 400.000 conductores, cifra significativa que podría seguir aumentando dada la edad media de las personas en activo, superior a 50 años, y la tasa de abandono de los conductores autónomos. Además, las condiciones laborales, que requieren largas horas de soledad y de trabajo, no resultan atractivas para muchas personas.

Por esta razón, el objetivo ahora es trabajar para facilitar el acceso a la profesión y lograr unas condiciones más flexibles para convertirla en una actividad más atractiva.

Tendencia de 3: una entrega más económica en el último kilómetro

En los últimos tiempos, el transporte del último kilómetro (la última etapa del transporte de un producto directamente a la puerta del consumidor) está emergiendo como una de las tendencias más establecidas en todo el mundo. Los consumidores exigen inmediatez y comodidad, y el proceso tradicional de envío de los fabricantes a los almacenes y de los almacenes de distribución a los comercios se está volviendo menos común.

El comercio electrónico, que creció un 44 % en 2020 en comparación con el año anterior, está desempeñando un importante papel en esta realidad. Las ofertas del “Black Friday” o del “Prime Day” han alcanzado un máximo histórico, siendo cada vez más las personas que piden en línea lo que antes compraban generalmente en una tienda física. Se trata de una tendencia que continuará durante mucho tiempo. De hecho, la consultora P&S Intelligence ha previsto que el mercado de las entregas en el último kilómetro aumentará a una tasa de crecimiento anual compuesto del 20,3 % entre 2021 y 2030.

Sin embargo, para las empresas y las compañías de logística, esto representa otro gasto. Para mitigarlo, surge la necesidad de métodos más eficientes mediante la utilización de tecnología como la inteligencia artificial, los vehículos autónomos, las bolsas de cargas como Teleroute y la externalización abierta (o crowdsourcing).

Tendencia 4: vehículos eléctricos, una apuesta tangible a medio plazo

Y aquí es donde entra en juego la electrificación de los vehículos comerciales, algo que no es nuevo, pero que se está volviendo cada vez más plausible. De hecho, cada vez son más las marcas que anuncian el lanzamiento de modelos 100 % eléctricos y el compromiso de las empresas de utilizarlos es una realidad. DHL, por ejemplo, acaba de anunciar la compra de 44 camiones eléctricos Volvo para sus entregas en Europa

Sin embargo, el salto final tendrá que esperar un poco más. Al menos según el análisis realizado por Cambridge Econometrics y presentado por la Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente (Transporte y Medio Ambiente), que indica que las furgonetas y los camiones puramente eléctricos de batería y los camiones preparados para utilizar carreteras eléctricas no serán competitivos en comparación con los vehículos de combustión interna hasta 2025, y que la competitividad de los vehículos con pilas de combustible no se logrará hasta 2030.

Se trata de plazos que deberán adelantarse si se quiere lograr el objetivo de reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de las flotas de transporte por carretera y, por lo tanto, la neutralidad climática para 2050. Esto requerirá la reducción del coste de las tecnologías (baterías, sistemas de carreteras eléctricas y pilas de combustible) y los combustibles (hidrógeno verde) con cero emisiones de carbono y, sobre todo, el establecimiento de normas a escala europea y en cada país para avanzar de forma rápida y segura en el camino hacia la descarbonización del transporte de mercancías por carretera.

Tendencia 5: sostenibilidad, la tendencia global

Y, por supuesto, tenemos la sostenibilidad. En la búsqueda de un transporte más ecológico, ya se están tomando medidas, como los camiones eléctricos mencionados anteriormente que reducen la dependencia de los combustibles fósiles o la deslocalización de las cadenas de suministro de las grandes empresas, lo que significa que se recorren menos kilómetros y, por lo tanto, se reduce el coste medioambiental de la fabricación de estos productos.

Otro aspecto de gran importancia es la innovación para reducir las emisiones de la cadena de suministro. Dado que los inversores y los consumidores ejercen cada vez más presión para que los grandes fabricantes reduzcan las emisiones, los profesionales de la cadena de suministro buscan constantemente nuevas formas de mejorar la eficiencia. Ese el caso, por ejemplo, de la tecnología que realiza un seguimiento del comportamiento en carretera, que no solo reduce las emisiones del transporte, sino que, al mismo tiempo, ahorra dinero en combustible y costes de mantenimiento.

Un buen ejemplo es una herramienta que Teleroute acaba de lanzar al mercado: TelerouteRecommends  . Se trata de una función basada en la inteligencia artificial y el aprendizaje automático (AI&ML, por sus siglas en inglés) cuyo objetivo es recomendar a los usuarios de la plataforma ofertas de transporte que se ajusten a sus necesidades diarias mediante un algoritmo de AI&ML que analiza los datos de utilización históricos de los conductores para descubrir patrones y sugerir las mejores ofertas de transporte.

Check Also

¿Cómo mejorar el consumo de combustible?

Como sabe todo el mundo, desde hace varios meses, el precio del combustible  ha subido ...