Home / Transporte y Actualidad / Transporte / ¿Acelerará el coronavirus la digitalización en el transporte?

¿Acelerará el coronavirus la digitalización en el transporte?

La pandemia por coronavirus va a acarrear infinidad de cambios en la sociedad en general, y el mundo del transporte por carretera, no se va a ver ajeno a ello. La seguridad y la higiene ya han dado un giro de 180 grados y son otros muchos los aspectos que también se verán afectados por este nuevo paradigma. La digitalización será, sin duda uno de ellos. Un debe en el sector desde hace unos cuantos años y que se puede precipitar por la necesidad que ha generado la situación actual.

En una reciente entrevista con Diario del Puerto y reproducida por Aeutransmer ), Jordi Espín, Secretario General de Transprime Spanish Shippers’ Council, afirmaba que “aunque pensábamos que estábamos muy digitalizados, con la Covid-19 hemos descubierto que no estamos tan avanzados en esta materia”. Ha hecho falta una crisis a escala global para tomar conciencia de la necesidad de avance inmediato en este sentido, haciendo hincapié especialmente en el documento de transporte.

Y es que la implantación del eCMR en España es muy baja si se compara con otros países de nuestro entorno (recordemos que ya son 25 países los países que permiten los documentos de porte digital), siendo crucial ponerle remedio desde ya. No solo para enfrentarse a eventuales panoramas como el actual, sino para facilitar el tránsito de mercancías.

Parece, por fortuna, que ya se están dando pasos en esa dirección y ya está en marcha una alianza para promover la digitalización, impulsada por actores principales del sector como Transprime Spanish Shippers’ Council, Aeutransmer, CETM, ASTIC, Wanatruck, Pionira BV y el Ministerio de Transportes. Una alianza, como explica el propio Espin en dicha entrevista, “abierta a que cualquier asociación de transporte se pueda unir”.

La propia CETM ha expuesto en varias ocasiones la necesidad de adoptar desde ya el eCMR, esgrimiendo motivos de suficiente peso como la facilitación de “la entrada segura de información, el flujo de información en tiempo real que permite conocer la situación de la mercancía, su validez en cualquier inspección, la prevención de litigios, el ahorro de tiempo y costes o la eliminación del contacto físico”. Además de ser de gran ayuda a las autoridades a la hora de realizar inspecciones y poder luchar contra el fraude y las empresas buzón.

No solo eso. Otro tema crucial es evitar la propagación del coronavirus. Tal y como apuntan desde Aeutransmer, el intercambio de documentos en soporte físico supone, “sin duda, una ocasión propicia para la propagación de la Covid-19 y una seria preocupación para las empresas de transporte por carretera, sus conductores y para los usuarios del servicio (cargadores y receptores de la mercancía) y sus empleados, que deben manipular los papeles que soportan dicha documentación”. Una razón más para la adopción definitiva de la eCMR y la sustitución definitiva del papel.

Una apuesta a la que, recordamos por si se ha pasado por alto, se ha sumado el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, a través de la Dirección General de Transporte Terrestre, otorgando su cobertura institucional a esta iniciativa.

Más allá del eCMR, esta “digitalización a la carrera” va a dejar muchos nuevos mecanismos que difícilmente volverán al punto de partida. Todo lo relacionado con la interacción personal y las relaciones laborales tomarán un cariz prevalentemente digital, debiendo adaptarse desde todas las partes a este nuevo cambio. Situación en la que Wtransnet lleva años asentada, con una plataforma perfectamente ajustadas a las demandas requeridas en el mundo post-Covid. Siempre hemos entendido la tecnología como un facilitador del trabajo y ahora nos encontramos en una posición privilegiada para afrontar la nueva realidad.

Tal y como vimos hace poco en este mismo blog, en un artículo en el que tratábamos de predecir cómo será el transporte en 2030, una de las cosas que teníamos perfectamente claras es que será necesario hacer un mayor uso de la tecnología. El futuro lo dibuja una tecnología capaz de hablar entre ella, integrada para facilitar al usuario su adopción y manejo. Por eso creemos que las bolsas de cargas estarán cada vez más vinculadas a los Sistemas de Gestión de Transporte (TMS). El Big Data será capaz de predecir las tendencias del mercado a corto plazo basándose en el uso de nuestra plataforma, permitiendo a nuestros clientes prever su capacidad y la necesidad de subcontratación de proveedores.

Más allá de esto, incluso temas tabú como el teletrabajo están empezando a implantarse, y con pinta de ser algo irreversible. Se ha visto que es posible, dentro de muchos departamentos de las empresas de logística y transporte, derivar el trabajo a los domicilios. Una solución que no solo evita los contagios, sino que reduce costes económicos y aumenta, como hemos visto en las últimas semanas, la eficiencia.

Nos encaminamos por tanto a un sector logístico y de transporte “inteligente”, en el que se exprimirá al máximo todo lo digital y todo ese proceso de transformación que lleva produciéndose en las empresas desde hace años. Hará falta seguir invirtiendo, pero este salto que ha habido que dar ocasionado por el coronavirus provocará que se vea, a corto plazo, la necesidad de dejar atrás lo analógico.

Check Also

Wtransnet se implica en la implantación y uso del Documento Electrónico de Transporte

La crisis del coronavirus ha puesto de relieve que el uso de la documentación electrónica ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

www.wtransnet.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies