Home / Transporte y Actualidad / Transporte / Tipos de cargas en el transporte de mercancías por carretera

Tipos de cargas en el transporte de mercancías por carretera

Cuando llega el momento de aceptar una nueva oferta de trabajo, uno de los aspectos más importantes que todo transportista debe tener en cuenta es el tipo de carga que se nos ofrece. Porque, según sea su naturaleza o el tipo de empaquetado, habrá que tener en consideración una serie de características y procesos que condicionan el tipo de logística a emplear.

En este sentido, hay una clasificación comúnmente aceptada para los tipos de cargas, en la que aparecen los más habituales que se puede encontrar un conductor de camión. Y, conociéndolas, se simplifica el objetivo de una entrega a tiempo, segura y con todas las garantías. 

Tipos de cargas 

Según el tipo de carga que se manipule en un proceso logístico, se puede hablar de las siguientes categorías: 

Carga general 

La carga general es toda aquella que necesita algún tipo de envoltorio individualizado. Dentro de este tipo, podemos encontrarnos ante dos variantes según el grado de preparación que presente el embalaje. Por un lado, está la carga fraccionada o suelta, que es aquella que se transporta en fardos, sacos, cajas o paquetes. La segunda opción es la carga unitarizada. O, en otras palabras, cuando va agrupada en paquetes de mayor volumen, normalmente en pallets o contenedores. 

Carga a granel 

Es la que se usa para productos que, por sus características y futuros usos, no utilizan envoltorios ni embalajes individualizados, por lo que se presenta directamente lista para ser transportada. Caben productos como la arena, los cereales, el agua o determinados gases. En los dos últimos casos, la mercancía se transporta en contenedores especiales aptos para este tipo de bienes, que normalmente son los camiones cisterna. 

Carga perecedera 

Aquí ya no nos fijamos en la carga según su forma, sino en el tipo de producto. En este caso, las cargas están caracterizadas por un período de vida útil determinado, que implica la necesidad de completar todo el proceso en un espacio de tiempo concreto y, normalmente, a una temperatura determinada. Claros ejemplos son los alimentos, como carnes frescas o pescados congelados, u otros como flores o algunos medicamentos. 

Carga frágil 

Otro tipo de carga en el que también debemos atender a su naturaleza. La carga frágil es aquella cuyo manipulado debe hacerse con especial cuidado, debido a que puede dañarse o estropearse con facilidad. Este tipo de cargas suelen contar con protecciones adicionales que permiten amortiguar cualquier posible golpe durante el proceso logístico. Objetos de cristal, porcelana, televisiones o piezas de arte entran dentro de esta categoría. 

Carga peligrosa 

Finalmente, otro tipo de carga que se puede encontrar en un proceso logístico y que determina la forma en que se debe manipular y cómo se tiene que realizar la ruta de reparto es la denominada como carga peligrosa. Ésta también debe ser manipulada con especial cuidado, si bien aquí el hándicap no es que la carga pueda dañarse, sino que puede causar daños si no se manipula correctamente. Algunos ejemplos de este tipo de cargas serían los explosivos, sustancias tóxicas, gases inflamables, material biológico potencialmente infeccioso, o material radiactivo, entre otros. Algunos de estos artículos pueden suponer un gran riesgo para la salud pública, de ahí que la seguridad en su transporte cobre vital importancia. A este respecto, todos los vehículos que transporten cargas peligrosas deben estar debidamente señalizados con los paneles reglamentarios. 

Todo ello implica que sea vital seleccionar el vehículo adecuado para cada transporte. En la plataforma de Wtranset, formada por una comunidad de más de 85.000 profesionales del sector, es posible garantizarse conductores de confianza para transportar cualquiera de estos tipos de cargas entre las más de 1.750.000 ofertas semanales a nivel nacional e internacional. Sin duda la mejor forma de evitar kilómetros en vacío y quebraderos de cabeza, factores que, unidos a una conducción eficiente y una ruta debidamente planificada, nos ayudan a asegurarnos el éxito en cada encargo. 

Check Also

¿Cómo escoger la mejor Bolsa de Cargas para ti?

Cuando buscas una bolsa de cargas, es importante elegir una que tenga en cuenta tus ...